Una Uruguaya por el Mundo

Una Uruguaya por el Mundo

Otros destinos

Uruguayos en Perú

Otros destinosMaria ArmadaComment

Este viaje tiene un lugar especial en mi corazón porque lo hicimos con nuestros mejores amigos y eso le dio un toque extra que hizo que todo se potenciara. Igualmente, con o sin amigos, es un viaje ESPECTACULAR que todos debemos hacer al menos una vez en la vida.

Lima

En la ciudad de Lima estuvimos tres días y estuvo perfecto. Nos hospedamos en el Radisson Hotel de Miraflores y el tiempo nos dio para visitar varios museos, conocer la ciudad vieja y hacer algún que otro paseo. En esta ciudad el highlight es la gastronomía. Es tan rica como dicen y mucho más.

lima.JPG

El primer día paseamos por Barranco, un barrio cool con mezcla de nuevo y viejo que está muy lindo. Nos bajamos del taxi (son muy accesibles) en el museo MATE, un galería de fotografía del gran Mario Testino que se inauguró hace poco y moría por visitarla. ¡Me encantó! La exposición “Alta Moda” de fotos de trajes peruanos es un espectáculo. Es un paseíto precioso, corto y económico (la entrada cuesta unos US$8, la mitad para estudiantes). Luego de almorzar, hicimos un free walking tour para conocer más, estuvo bueno pero nos resultó un poco largo para lo que era. Igualmente aprendimos mucho y nos llevó por lugares muy lindos.

museo-larco-herrera.JPG

Si te soy sincera, visitamos el Museo Larco Herrera principalmente por su restaurant, que nos lo habían recomendado muchísimo. Y no solo no decepcionó sino que superó todas las expectativas. Desde el jardín, hasta el menú y la decoración: todo impecable. Es como un pequeñísimo oasis en la ciudad de Lima, ¡una belleza! Yendo a lo más cultural, la exposición es interesantísima. Cuenta con millones de piezas como para estar un buen rato. Este paseo una joyita que no deberías perderte.

La ciudad vieja de Lima es otra de las zonas más interesantes de la ciudad. Hay muchos edificios históricos, iglesias y plazas como para dedicarle medio día. El tour fue aún más interesante porque visitamos la Casa de Aliaga, que fue construida en el siglo XVI y está impecablemente conservada. En ella sigue viviendo parte de la familia Aliaga (una de las familias que llegó con la conquista). Se puede visitar pero sólo agendando previamente con un guía turístico (en la web se puede ver la lista de guías autorizados: https://casadealiaga.com/). Nosotros contactamos a una de estas guías y aprovechamos para hacer un tour de la ciudad vieja junto con la casa. En total nos llevó unas 3 horas todo el paseo.

Si estás en busca de un poco de shopping, visitá el Larcomar. ¡Ojalá todos los shoppings del mundo tuvieran ésta arquitectura y vista! Quizás no es el más completo, pero tiene boutiques muy lindas y preciosos cafés. Tené en cuenta que es al aire libre.

El Circuito Mágico del Agua es un lindo paseo para hacer antes de ir a cenar. Es un show diferente de agua y luces que está simpático, ideal para ir con niños. Es un plan súper económico, la entrada cuesta apenas US$1 y te llevará más o menos una hora.

ciudad-vieja-lima.JPG

 

Cusco

Cusco es una maravilla, tal cual todos dicen. Nosotros nos hospedamos en el hotel Hilton Garden Inn que queda sobre una montañita y tiene una vista divina. Está a 15 minutos (caminando) del centro histórico y en varios momentos del día tiene traslado gratuito. El restaurant es muy bueno y la decoración es de morirse. No es súper económico pero ni cerca de ser prohibitivo. 

uruguayos-en-cusco.JPG

Hay un millón de lindos lugares para comer y te recomiendo reservar con anticipación, los mejores se llenan rápido (como A Mi Manera y Cicciolina). Acá probamos delicias como pastas rellenas, polenta con bolognesa, anticuchos y un lomo saltado increíble. Todo muy recomendable, animate a probar.

En cuanto a paseos, tenemos dos para recomendarte. Ambos llevan todo el día y lo mejor es reservarlo antes de llegar.

  • Ruinas de Sacsayhuaman y el Convento de Santo Domingo. Este tour te llevará por varias ruinas en las afueras de Cusco. Es importante ir con un guía para aprovechar más. Al final terminamos en lo que era un antiguo convento de la conquista, un paseo corto pero súper interesante que no lo hubiéramos conocido si no hubiera sido por la guía. Para este paseo contratamos una guía y un chofer privados. En general, cuando los que viajan son más de dos, conviene contratar de forma privada, es más ágil, más personalizado y no tanto más caro. Este tour lo contratamos de casualidad porque el chofer que nos acercó al hotel nos lo ofreció y el paseo salió redondo. De todas formas, te aconsejo que lo planifiques con anticipación. Tip: para comprar las entradas a las ruinas de Sacsayhuaman solo aceptan efectivo y moneda local.

uruguayos-en-peru.JPG
  • Ruinas de Pisac, Ollantaytambo y Valle Sagrado. Este tour es un sueño. Los paisajes son una belleza, aprontá la cámara. Paramos en una reserva de llamas y alpacas que valió la pena ir hasta ahí solo para ver eso. El almuerzo es en un restaurant buffet muy lindo en un lugar espectacular. Aprovechá a comer lo típico como ceviche y ají de gallina. En la mayoría de las paradas de la excursión vas a encontrar mercaditos repletos de cosas lindas. Hay bastante para caminar, subir y bajar, así que andá cómod@ y tomatelo tranquil@. No te cuento más, tenés que verlo en persona. Si te interesa hacer este paseo, contactate acá: Tour por el Valle Sagrado

El último día en Cusco conocimos la iglesia que es preciosa y una de las más opulentas que he visto, ¡no te la pierdas! También paseamos por el barrio de San Blas que es precioso para recorrer y encontrarse con pequeñas tiendas de artesanos, ¡nos llevamos de todo!

alpaca-en-peru.JPG

 

Aguas Calientes y Machu Picchu

Aguas Calientes es el pueblo debajo de Machu Picchu. Aquí llega el tren que te transporta de Cusco y hay hotelitos para hospedarse. Sin grandes lujos pero muy pintoresco. Nosotros nos hospedamos en Casa Andina. Apenas llegues también vas a encontrar un mercado de artesanos, quizás el más grande que vimos, en donde hay miles de cosas lindas para llevarte de recuerdo.

uruguaya-en-machu-picchu.JPG

Llegar a Machu Picchu no es tan fácil y tenés que planearlo con anticipación. Si no vas a hacer el Camino del Inca, lo mejor es ir en tren desde Cusco. Cuando fuimos nosotros una parte de la ruta del tren estaba en reparación y tuvimos que hacer Cusco-Ollantaytambo en camioneta (podés hacerlo en bus, pero como eramos 4 nos valió la pena contratar un traslado privado) y luego Ollantaytambo - Aguas Calientes en tren. Comprá tus pasajes en https://www.perurail.com Los precios varían según el horario y el tren, pero el más económico está super bien. El paseo en tren es fantástico, las vistas durante todo el trayecto no tienen desperdicio.

Las entradas a Machu Picchu también hay que comprarlas con anticipación ya que hay un cupo diario para ingresar. Cuando tengas la fecha confirmada de tu viaje no demores en comprarlas. La web oficial para comprarla es: http://www.machupicchu.gob.pe/ (el resto son revendedores). Tip: ¡subí con el pasaporte y hacé que te lo sellen!

machu-picchu.JPG

 

Hay 3 opciones de entrada para Machu Picchu:

  1. Machu Picchu solo: Esta es la entrada para hacer las ruinas y las vistas típicas que ves en todas las fotos. Es el básico y lo que hace la mayoría de la gente. Te recomiendo que cuando llegues a la entrada busques un guía para hacerte un tour. No te va a costar muy caro (nosotros pagamos aproximadamente US$40) y en 2 horas vas a poder recorrer las ruinas con una explicación histórica que te va a aportar muchísimo. La mayoría de los guías son certificados y muy buena onda.

  2. Machu Picchu + Montaña: Además de la entrada a las ruinas podes subir la montaña “Machu Picchu”. Esta la compramos los cuatro pero solo uno sobrevivió a la montaña. Subirla es bastante más difícil que lo que comentan, así que solo te recomiendo comprar esta entrada si estás segur@ de que vas a aguantar la hazaña de aproximadamente tres horas a 3000 metros de altura. Pablo la subió en nombre de los cuatro. Las chicas aguantamos diez escalones y Caco hasta la mitad. Ese día había mucha niebla y no logró ver nada desde arriba, pero el reto personal lo cumplió. Tip: si la vas a subir, llevá agua, pantalón, protector solar, un poncho de lluvia (los venden en todos lados) y mucho repelente. Tip 2: La subida a la montaña la tenés que hacer en un horario predeterminado (en nuestro caso era entre las 8:00 y 10:00 AM), a esa hora tenés que pasar sí o sí por la entrada de la montaña.

  3. Machu Picchu + Huayna Picchu:  Esta es similar a la opción 2 pero en lugar de subir a la montaña “Machu Picchu” podés subir a la otra montaña “Huayna Picchu”. Según nos comentaron los locales, esta subida es más corta que la otra, pero más difícil y peligrosa.

uruguayos-en-machu-picchu.JPG

Es un viaje maravilloso por donde lo mires y lo podés hacer con el presupuesto que manejes, hay opciones para todos. Aprovechá lo más que puedas el conocimiento de los locales, están enamorados de su cultura y saben mucho.

Top 10: Montreal & Quebec

Otros destinosMaria Armada3 Comments

Esta primavera estuve de paseo por Montreal y Quebec con mi familia. Ambas ciudades son ideales para sumar a tu viaje si andás por la Costa Este de Estados Unidos. Esta época del año es super recomendable ya que el calor no es agobiante, te aconsejo estar entre tres y cinco días para pasear por la zona. Comparto contigo mis atracciones favoritas para que te ayude a planificar tu viaje. 

uruguaya-en-canada.JPG

1. Pasear por la Old City de Quebec

La Ciudad Vieja de Quebec es hermosísima y es la gran atracción. Te aconsejo pasear por las calles, sentarte en algún lindo lugar a comer y sacar muchas fotos. Sumate a este free walking tour así te vas con un contexto histórico del lugar y algún que otro dato curioso: Free Tour Of Quebec

chateau-frontenac-canada.JPG

2. Probar el pop de St. Marys

Por todo Quebec verás que están muy orgullosos de su producción de maple syrup (miel de maple). Es rica, el sabor es una mezcla de miel con caramelo y cuando se la agregan al pop, ¡es una delicia! Este lugar es divino y tiene un montón de tipos distintos de pop. Como quería probar la famosa maple syrup no dudé y pedí el clásico, que además trae nueces caramelizadas. ¡Una bomba de delicias!

 

3. Perderse por Quebec en la noche

quebec-canada.JPG

Abrigate, salí a dar una vuelta por las callecitas viejas y aprontate para sacar las mejores fotos :)


 

 

 

 

4. Road trip por las cataratas de Montmorency y la Ile d'Orleáns

ille-de-orleans-canada.JPG

A tan solo media hora de Quebec City te espera un paseo muy lindo y diferente. Llegar en auto a las cataratas de Montmorency es muy fácil. El parking cuesta us$8 y con una caminata de cinco minutos ya estarás muy cerca del agua (no es necesario subirse al funicular para verlas). Si es invierno y hay nieve, no te lo pierdas tampoco, es increíble verlas congeladas. Para completar este día, te recomiendo visitar la Ile de Orleans. Esta pequeña isla es preciosa. Te aconsejo parar en la Vignoble Ste-Pétronille winery y hacer la degustación (us$3 por persona y probás 3 vinos). Hay varias paradas más que podés hacer, como la fábrica de mermelada y almorzar contra la costa en Resto de la Plage.

montmorency-falls-canada.JPG

5. Conocer la ciudad vieja de Montreal

Pasear y perderte por la Ciudad Vieja de Montreal es un sueño, pero también te recomiendo que te sumes al Free Walking Tour porque vas a aprender mucho más y te van a llevar a lugares que nunca pensaste en entrar. Nuestro guía Darren fue excelente: Free Montreal Tours. Por esa zona también encontrarás muchos lugares para almorzar, cenar o simplemente tomar una cerveza.

 

6. Entrar en la Basílica de Notre Dame de Montreal

La Basílica de Notre Dame es una de las iglesias más espectaculares que he visitado. No es parte del free walking tour pero vale la pena dedicarle un ratito. La entrada cuesta unos us$5 e incluye una visita guiada (yo no la hice pero me hubiera resultado interesante).

basilica-de-montreal.JPG

 

7. Almorzar un buen plato de Poutine

poutin-canada.JPG

El poutine es el plato típico de la región de Quebec y lo podés encontrar en todos lados. Es una mezcla de papas fritas, trozos de queso y salsa (OMG!). El más rico que comí fue en Mile End Grilladerie.

 

 

 

 

 

8.Subir al Mont Royal

La vista de la ciudad desde el Mont Royal es un espectacular, ¡no te la pierdas!

mont-royal-canada.JPG

9. Caminar por McGill University y comprar algún libro en Paragraphe

mcgill-university-canada.JPG

Visitar las universidades locales es algo que me encanta hacer, así que cuando una amiga me recomendó pasar por McGill, enseguida lo sumé al itinerario. Es preciosa y debe de ser un placer estudiar rodeada de tanta belleza. Una vez que termines, caminá media cuadra por Avenue McGill College hasta Paragraphe Bookstore y llevate el mejor regalo que te podés hacer: un libro. Esta vez, con #MaridoEnCalifornia elegimos "The Couple Next Door".

 

 

10. Dar una vuelta por el Mercado Jean-Talon

Siempre es divertido visitar un mercado en un país que no es el nuestro. Es muy interesante ver qué se come, qué frutas y verduras se ofrecen y qué delicias podemos encontrar para degustar on-the-go. En una de las calles del costado, hay un boutique de quesos que es una locura, ¡andá!

 

-MAB